viernes, 30 de julio de 2010

La mitad de mi corazón


Contemplando el atardecer desde lo alto de esta ciudad…
Le pregunto a la naturaleza donde se encuentra refugiada la mitad de mi corazón.
Que el alma del bosque rompa su silencio y mueva las montañas para traerte a mi lado…
Navegante sobre mis territorios desconocidos…
¿Cuan lejos estás?, ven y naufraga en mi puerto que yo he de correr en tu auxilio,
Te brindaría abrigo,
Seré luz que te oriente para que jamás vuelvas a perderte.
Tan solo ven o dame una señal… de que aun no te rindes en la búsqueda.
Que aun no me has matado sin averiguar sobre mi existencia…
No calles tus dudas… sigue tu búsqueda,
Tengo tanta ternura que entregarte,
Tengo toda mi vida para contemplarte.
Permíteme sentir con que fuerza late tu corazón,
Mientras descanso en tu regazo.
Te quiero ingenuamente,
Extiendo mis brazos al cielo tan solo por tenerte,
Te quiero con libertad,
Porque nada de lo que vivo en esta sociedad
Me priva de sentir tu compañía ausente.
Tan solo se que te quiero dulcemente.